¿Por qué un blog?


Por qué, eso digo ahora que lo tengo terminado. Para qué. Merece la pena tanto esfuerzo. Sé sincero.

Soy vasco, aunque de sangre soriana, salmantina, siciliana y gallega. Gran mezcla. Aquí he aprendido a valorar la verdad, la palabra, lo bien hecho. La mentira te salva temporalmente, pero te condena eternamente. Lo bien hecho es sublime y permanente, aun estando acabado te volverá a visitar, recordándote que estuviste allí, y que te echa de menos. Lo malo parece que ya se perdió, pero todo el mundo lo sabrá, aunque nadie te hable de ello.

Mi segunda me decía, tienes que hacer un blog, un blog…pero para escribir un blog hay que tener que decir algo, y yo estoy seco. Sin embargo, a escondidas, me fascinaba el intento. En el curso de Funed creía que nos iban a enseñar a hacerlo, y no lo han creído primordial, había otras cosas más importantes. Pero si no aprendo aquí, ¿cuándo tendré tiempo?

Husmeando sobre Instagram, antes de empezar el trabajo, descubrí en slideshare una presentación de 2 semanas monitorizando Instagram. Muy profesional, muy bien hecho, pero me pareció tan pobre. De qué sirve ser testigo unos días de un asunto, es probable que no pase nada reseñable, empezar a contar tuits, unos de qué malo, otros de qué bueno. Acabaría el trabajo sabiendo monitorizar, aunque sólo una palabra. Me imagino cómo se hará si necesitas saber  el bagaje de 4 firmas competidoras, 3 hastags y 4 nombres genéricos asociados a la marca. Ya pensaré más adelante en todo eso. ¿Qué hemos aprendido? ¿Será suficiente para empezar? Sólo para empezar…

En fin, quería terminar el curso con un esfuerzo final, sabiendo por fin monitorizar, aprendiendo a hacer un blog, y recordar para siempre qué es de verdad Instagram. Que todo sirviera para algo, que no fuera para sacar una buena nota, sino para llevarme buena vianda al cesto.

Pero para hacer esto no era suficiente con monitorizar, lo que pasaba era pura anécdota y lo importante estaba en otro tiempo. Empecé a tener cosas y era necesario encontrar la historia de todo esto, ¿qué pasó, de dónde venía, por qué se inventó todo esto?

El trabajo ahí está, intentando enlazar actual con pasado, para saber de verdad qué es lo es Instagram.

El blog tiene deficiencias, pero es una versión gratuita, que enseguida te pide más, y ahora es probable que siga embarcado en el intento. Me gusta Instagram, es una herramienta deficiente que ha conseguido calar en los corazones de la gente. Como digo aquí dentro “lo emocional puede con lo racional”  “Ella es malvada, pero la quiero”

Aquí el blog, de nada servirá si no me dices tu versión, si ante mis faltas no gritas, enfádate por ello… Si lo dejas tal está… valdío quedará todo mi empeño.

 

PD. Al monitorizar los medios sociales he cometido el error, sin darme cuenta, de no traer aquí los contenidos de los tuits y actualizaciones de estado. Para mí lo importante eran los links que me referían a noticias de Instagram. Entiendo que un ejercicio de monitorización debería haber extraído mensajes representativos del sentir popular.

 

Blog de WordPress.com.